martes

#19

"-Pero una posguerra española eso...eso es...un poquito más romántico. Porque...no, no,no, ¿usted que quiere? Yo bacalao, ¿que voy a querer? si es lo único que hay chiquillo. Y además le hechas tomate, ¿te gusta o no? ¿No me va a gustar, coño?. Si los noruegos mismo no saben lo que es el bacalao, lo pescan pero... nos lo comemos nosotros. Es más... Quintero, Quintero, Quintero, ha habido un momento en Sevilla, que lo hemos vivido, que hace nada, en la década pasada...echábamos de menos el bacalao. Aquí en Sevilla... era sucedáneo. Entonces había uno o dos bares que tenían bacalao, y todo el mundo allí, pero... disimulando. Ni nos saludaban. ¿A donde iban? Al bacalao.
-¿Hay un sitio que se llama el bacalao además, no?
-Hombre ya, y... por allí pasa la cofradía. Por eso todo el mundo es nazareno, ¿comprendes? Si no hubiese bacalao no había ni Semana Santa... y viceversa."

Silvio Férnandez Melgarejo, entrevista con Jesús Quintero